¿Qué es el Karate Do?

El Karate Do es un Arte marcial y un sistema de autodefensa originado cientos de años atrás en la isla de Okinawa, que recibió además una fuerte influencia de la vieja tradición china.
Karate Do significa “Camino de las manos vacías”. El karateka no tiene ningún tipo de arma, sino que hace de su cuerpo un arma.
Así el Karate es más que un ejercicio físico. Su doctrina se basa en la filosofía y la tradición espiritual del Bushido, (código del guerrero).
En el aspecto técnico se trata de un efectivo y contundente sistema de autodefensa, que a través de la práctica logra aprovechar íntegramente la energía potencial, la estimulación de los reflejos y el desarrollo de la intuición.
Al mismo tiempo va dotando al practicante de voluntad y fe inquebrantables en las propias potencialidades, dentro de un marco de humildad y tolerancia.

El Karate-do se transforma en un alegato a la no violencia y su práctica constante es el camino directo que conduce a su esencia, forjando en su trayecto una mente limpia, un cuerpo sano y un espíritu enriquecido.
Hay que pensar que, independientemente de nuestra edad, sexo u ocupación, todos nosotros somos en cierto modo guerreros en el campo de batalla de la vida. El que salgamos airosos o no, dependerá de cuánto luchemos por mejorar en todas las cosas a nuestro alcance: la cultura, conocer nuestro mundo, respetar a los demás y a nosotros mismos.

El Karate es altamente beneficioso para el cuerpo, la mente y espíritu.
Físicamente, el Karate es bueno para el corazón, fortalece la estructura ósea, define la musculatura, crea resistencia, desarrolla la coordinación vista-movimiento y hace al cuerpo menos susceptible de enfermarse o lesionarse.
Mentalmente, el Karate desarrolla la paciencia, disciplina, perseverancia y entendimiento, así como mejora la atención y concentración.
Espiritualmente, el Karate lo hará sentir más seguro, desarrollará autocontrol y aumentará la tolerancia y la calma.